Estado del juego: Así que querían variedad?!

Aquí tienen su variedad.
Por primera vez en la historia de Legends of Runeterra, se ha logrado el balance y equitativa distribución del poder entre múltiples estrategias que ocupan los niveles más altos de las clasificatorias; hay demasiados mazos buenos. Para el final de este artículo espero haber podido explicar el porqué, dar argumentos para determinar si es lo que soñábamos o en verdad una pesadilla, y descifrar cuál sería el mejor camino de aquí en adelante basado en ese análisis.

Empecemos por el cuerpo de Benito, el lugar de los hechos; el parche 1.14 trajo consigo muchos cambios positivos a cartas que se habían visto desfavorecidas en los últimos tiempos. Entre los más resaltantes e impactantes están los cambios a Lucian y Jinx, el “nerf” a Freiljord y sobretodo el cambio a  Ezreal; todo esto de la mano de las nuevas cartas de KDA han dado como resultado un sacudón en el “tier” alto de mazos.

Pero a diferencia de otros parches, Riot parece haber conseguido lo que quería: Múltiples tipos de sinergias diferentes ahora se encuentran en un nivel parecido, y hemos pasado de tener un meta piramidal análogo a sociedades feudales o capitalistas, a uno más romboidal o “socialista”, en dónde no hay un claro dominador y cada mazo tiene buenas posibilidades de triunfar dentro de tanta diversidad. Claro que aún existe una élite de barajas más consistentes, pero la diferencia se siente mucho menos.

Esta situación es el resultado natural de una serie de cambios enfocados en diversidad; sin embargo, ¿Por qué no se siente tan agradable?
Lo que sucede ahora es que todos los jugadores, sin importar el mazo que juguemos, estamos perdiendo muchas más partidas que antes. Una lógica simple: Ahora no podemos copiar el mejor mazo y “spamearlo” en clasificatorias, porque no existe ese mazo dominante que la mayoría solíamos copiar. Por lo tanto, la mayoría a pasado de ganar 65% a ganar 50% de los juegos, y por más que cambiemos de arma el resultado es muy parecido; se ganan 2 o 3 seguidas y sientes que encontraste EL deck ideal, pero de la nada te toca un degenerado que te tira 2 La Ruina seguidas y en la siguiente te sorprende un Lee Sin a la antigua que te patea la cara; a empezar de cero.

Esto, señoras y señores, es un formato “balanceado”. En situaciones como esta, cuando armes un mazo deberás tener en cuenta cuáles enfrentamientos son desfavorables y aceptar que es mejor abandonar la intención de arreglar aquellos, para hacer sitio a cartas que terminen de definir los enfrentamientos que si son favorables. Será imposible cubrirlo todo, y llevar una copia de cada carta es mucho peor que enfocar tu estrategia; más vale pájaro en mano que ciento volando. De esa forma sumarás a tu baraja al tier S, en dónde se ubican solo los mazos consistentes.

La raíz de esta paradoja parte de la idea conceptual de Legends of Runeterra; que a diferencia de otros juegos de cartas no se rige solamente por la división de velocidad entre Aggro-MidRange-Control típico, sino que también se divide en estrategias de sinergia específica (Curaciones, auto-descarte, ráfaga de hechizos, En apuros, etc.). Los desarrolladores han decidido que seguirán inventando nuevas sinergias con cada expansión, agregando grupos de cartas que funcionan bien entre sí, más no serán útiles para estrategias existentes. Un ejemplo muy claro es el mazo de Soraka con Tahm Kench, ambos héroes y sus seguidores son casi exclusivamente utilizados entre sí desde que salieron juntas en la misma expansión. Lo mismo sucede con amanecer, anochecer, en apuros o Vlad/carmesí; todas sinergias específicas que no se mezclan con otras y que viven en su propio mundo. Es, por lo tanto, este sistema el que resulta en un formato tan variado; pues cada estrategia comparte cierto nivel debido a su limitada piscina de opciones.

Si bien aún no hay demasiadas cartas en el juego como para pedir una rotación, si hay demasiadas estrategias usando diferentes cartas. En otros juegos parecidos, existen miles de cartas malas olvidadas en el fondo de la colección (La Fosa), que nunca vieron juego ni lo verán porque hay mejores en su lugar; suena triste, pero esto genera un formato más estable en donde las cartas que se usan son conocidas por todos y por lo tanto la reacción para contrarrestarlas es más natural.

Quiero llegar a una conclusión, y encontrar el camino a seguir desde aquí. Se supone que deberíamos estar felices con un formato balanceado como este, pero cómo logramos mantener el balance sin sobrecargarlo de infinitas posibilidades:

La primera opción es dejar de inventar nuevas estrategias y centrarse en las que ya existen, es más, lograr fusionar algunas de ellas con cartas nuevas que funcionen en dos escenarios distintos logrando un mazo versátil (Ej.: Dragón del Eclipse). Para lograrlo, habría que solo sacar campeones nuevos complementarios a las estrategias existentes, que permitan fluctuar esa estrategia entre versiones de diferentes velocidades para volver al balance entre Aggro-MidRange-control, o que sirvan de enlace entre dos estrategias.
La segunda opción es la de presentar una rotación “precoz” que deje a las cartas más antiguas fuera del formato oficial. Si bien es aún muy temprano, solucionaría directamente el exceso de arquetipos y presentaría gran variedad en un formato estable. Esta segunda opción suena muy agradable para los jugadores, pero bastante complicada para los desarrolladores, quienes necesitarían trabajar mucho en el balance de las nuevas cartas para no cambiar el juego por completo.

En cualquier caso, creo que lo más importante es aprovechar este momento del juego; pues, como los delfines rosados en el Amazonas o un buen presidente en Latinoamérica, es casi imposible de ver, peor aún vivir. Aprovechémoslo para jugar mazos que no tendrían chance en ningún otro formato, saquen su troll interior y enfrenten la variedad con algo aún más extraño o jueguen a su personaje favorito. No se frustren frente a la diversidad, sean uno con ella. Pronto vendrán días de líderes opresivos, y todo volverá a la normalidad.

 

No se olviden de guardar tres manas de hechizo para el siguiente artículo.

Written by Chevi
Hard gamer, top player y deportista electrónico de los peores.